BazanPhotos
Photography by Ernesto Bazan
  english | español | italiano
Epiphanies & RoadWork Ecuador 2006
Epiphanies & RoadWork Ecuador 2006

Como todos los años el Ecuador y su gente nos han dado la bienvenida con los brazos abiertos. Como siempre fuimos invitados a compartir la comida y la bebida alcohólica comos los inolvidables canelazos. Les sugerí a mis estudiantes de tomar con medida los fuertes cocktail para poder entrar mejor en la atmósfera de la fiesta. Mirando sus rostros felices entendía cuantos vasos habían tomado.

Volví a ver a Michel después del taller de Oaxaca del mes pasado. Volví a ver el querido Alessandro que regresaba a seguir el mismo taller para poder profundizar su trabajo fotográfico. Volví a ver rostros ya conocidos de estudiantes que habían estudiado conmigo en el pasado. La única cara nueva era la de Simona que un poco tímida por nuestra intimidad nos enseñaba sus fotos. En pocas horas ella también era parte de la intimidad y de la unión de este grupo especial de personas.

La fiesta del señor de las Aguas ha sido quizás más extraordinaria que la de los años pasados. O quizás tendría que decir que gracias a las experiencias pasadas, he tenido la capacidad de ver con más profundidad el fluir de la realidad.

No obstante  a esto, la gran lección por aprender de este taller ha sido entender que siempre tenemos que enseñar lla más grande humildad en la difícil tarea de buscar la esencia de la vida, aunque nos toque el privilegio de ver fluir delante de nuestros ojos una miríada de epifanías increíbles. Confieso de haber llorado en silencio aquella mañana en la iglesia cuando empecé a ver una situación extraordinaria tras otra. Era la única manera que tenia de darle gracias al Creador por este espectáculo formidable. Nos habíamos entusiasmados excesivamente con respecto al resultado final de nuestras imágenes, olvidándonos que la modestia es siempre tan importante cuando se están sacando fotos. Una vez de regreso a Quito para hacer la edicion de más de 200 rollos de blanco y negro y centenares de fotografías digitales, nuestra desesperación fue tan grande como el sentido de perdida que sentimos. Algunas lagrimas se deslizaron sobre nuestros cachetes: no podíamos contener nuestra frustración. Pero después de muchas horas intensas de selección algunas imagines especiales empezaron a materializarse. No estaban solamente en nuestra mente, eran tangibles, se habían hecho permanentes gracias a la misteriosa alquimia  que expresa la esencia de la fotografía callejera. Lentamente junto a los estudiantes empezamos a apreciar las bellas imagines que cada uno de ellos había sacado. Me siento orgulloso de su trabajo, pero aún más de su dedicación en extraer la quinta esencia de nuestra existencia.

Ernesto Bazan

Copyright © 1973-2013 All photographs and content by Ernesto Bazan. All rights reserved.