BazanPhotos
Photography by Ernesto Bazan
  english | español | italiano
Batman

Acabo de completar el taller de Candomblè aquí en Salvador. He aprendido bastante de mis estudiantes y, en general, de la vida.
Este último curso del año que está por terminar ha sido la confirmación de que mi enseñanza es una misión; que cada estudiante que viene no es una casualidad ni simplemente una consecuencia de su afán por estudiar fotografía. Cada uno viene por alguna oculta razón difícil de explicar con palabras. Cada día lo tengo más claro. Todos sentimos un vínculo especial entre nosotros. La ratificación de la presencia protectora de Israel lo hizo aún más especial y significativo.

Cynthia, Santiago y Sebastián supieron desde el principio que venían a aprender como llevar su fotografía al siguiente nivel, y lo hicieron. Superaron todas sus expectativas, y las mías.
Todo el taller estaba impregnado de una fuerte espiritualidad que todos sentimos según pasaban los días. Las constantes bendiciones recibidas nunca fueron tomadas por sentado por mis estudiantes ni por mí. Las increíbles celebraciones religiosas que tuvimos el privilegio de presenciar fueron la confirmación perfecta.
Los niños del ex campamento Sin Tierra, los pescadores y toda la gente que encontramos nos permitieron compartir sus vidas de una forma muy generosa y conmovedora. Por momentos, mis estudiantes me miraban completamente desconcertados al ver tantos momentos maravillosos sucediendo frente a nosotros.
El nombre del grupo es en honor a una pequeña máscara de Batman que Robert, un niño de ocho años, compartía con sus amigos. Como muestran las imágenes, los niños simplemente hicieron magia ante nosotros con sus juegos improvisados.
Nuestro aporte fue llevarles en agradecimiento velas, galletas y muchas fotografías de ellos que les causaron mucha alegría. Todos sentimos que ese fue el perfecto punto de encuentro de almas gentiles.

Lo que encuentro totalmente fascinante es que en cada taller que enseño el trabajo de los estudiantes es cada vez mejor. También hablé de esto con mis estudiantes luego de preguntármelo a mí mismo. No sé qué decir, pero siento que es un misterio el que haya elegido casi 30 imágenes de un joven de 24 años, quien desde hace un buen tiempo quería estudiar conmigo. Algunos de ustedes saben lo duro que soy durante las sesiones de edición. Fue un gran regalo para los dos. Ambos sabemos que esto no pasa todos los días. Las imágenes de Cynthia y Santiago también son especiales.
La motivación que su maestro compartió con ellos cada día fue preciosamente asimilada en sus imágenes. Creo que cada uno de ellos creció a su manera. Los resultados están en línea. Como siempre, ustedes pueden juzgarlo por sí mismos. Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo para todos.

EB

Copyright © 1973-2013 All photographs and content by Ernesto Bazan. All rights reserved.