BazanPhotos
Photography by Ernesto Bazan
  english | español | italiano
It Doesn't Add Up

Este duodécimo taller de la pascua en Sicilia, a parte haber sido el más lindo hasta la fecha, nos demostró de manera delicada y penetrante a la vez que todas las buenas acciones pueden solamente generar una reacción a cadena de nuevas, buenas acciones.
Entre los 11 estudiantes que tuve este año, había uno que quise ayudar haciéndole un buen descuento. Dentro de mi sentía que tenia que echarle una mano. Después de largas conversaciones en las cuales se negaba a recibir mi oferta, Rafael decidió venir. Quedamos de mantener el segrego entre él y yo.
Durante la importante sesión de edición del portafolio de cada estudiante el primer día,, los otros estudiantes comenzaron a ver el gran talento de este joven y amable fotógrafo español.
Sascha sugirió que compráramos algunas de sus fotos, Chris tuve otra buena idea. No estaba sorprendido de ver este generoso deseo de sostener su trabajo pero sentía que teníamos que canalizar esta ayuda de manera tal para poder ayudar tanto él como otros jóvenes fotógrafos talentosos a estudiar conmigo en los años a venir. Creo que al final David dijo:"¿Ernesto por que no intentamos a crear unas becas para darle la oportunidad a nuevas generaciones fotográficas de estudiar contigo en los próximos años?" Solamente otros tres estudiantes estaban presente en aquella ocasión. Nos miramos en los ojos y sentimos que estábamos a punto de crear algo importante. El día siguiente, los cincos tuvimos una reunión concisa y productiva donde trazamos la idea inicial de crear un fondo de ayuda para jóvenes fotógrafos.
Con el favor de Dios, y con la ayuda inicial de estos estudiantes y ojalá con la ayuda de nuevos donantes en el futuro, lograremos que Rafael regrese el próximo año a Sicilia con una beca y, posiblemente, un segundo estudiante beneficiará de esta oportunidad también. Nuestro objetivo es de poder lograr ofrecer dos becas cada año.
El haber tenido un bebé de 15 meses, dos esposas, una abuela y un maravilloso asistente junto con nosotros no dio aquel toque extra en este taller. Nos sentimos muy cerca el uno con el otro. Cocinamos juntos, compartimos muchas historias, dulces y vinos increíbles, compartimos también risas y lagrimas.
Cada uno de nosotros intentó dar lo mejor de si mismo.
Más allá de las intimas y llena de alma que Andree, Anja, Brindusa, Chris, Colin, David, Heike, Mónica, Rafael, Sascha y Sorin sacaron, y que os invito a mirar, lo que encuentro absolutamente extraordinario son sus comentarios sobre la experiencia del taller que son tal elocuentes y profundos como sus imágenes. Me siento muy conmovido por eso.
Siento que hemos alcanzado un nuevo plateau en los talleres de BPW: este rico intercambio entre almas gentiles ya comenzó a vertiese en la misma vida. Como me gusta decir, las bellísimas fotografías de mis estudiantes se tornan casi irelevantes si las comparamos con la mágica atmósfera que todos juntos logramos crear.
El solo pensamiento que Rafael regresará el próximo año me regala una sonrisa y estoy seguro que no solamente a mi. `El aun no lo sabe pero leyendo estas palabras lo descubrirá. Mirando sus fotografías y leyendo sus comentarios tendrán una idea del porque las cosas se dieron de esta manera. EB

Copyright © 1973-2013 All photographs and content by Ernesto Bazan. All rights reserved.